Canciones  / Poesías

Este himno a la Virgen de Flores se canta desde finales del siglo XVIII.

Existen innumerables canciones y poesías a la Virgen, de las cuales reproducimos algunas.

Incluso, se han llegado a editar dos discos sobre las mismas.

 
 

Himno a la Virgen de Flores

Oh! madre mía de Flores
Oh! consuelo de afligidos
amparo de desvalidos
auxilio de pecadores.
Tú eres la flor de las flores
y de estrellas coronada.
Oh! madre de Dios amada
rogad por los pecadores.

Eres la escala del cielo
para subir a la gloria.
a cuantos cantan victoria
en las batallas del suelo,
del triste eres el consuelo
porque salgan triunfadores.
Oh! madre de Dios amada
rogad por los pecadores.

Eres el huerto cercado,
paraíso de deleite
alegría de la gente
donde nunca entró el pecado,
y aunque anduvo desvelado
te libró Dios por favores.
Oh! madre de Dios amada
rogad por los pecadores.

 
 

Me das

Me das lo que necesito, la comprensión y la compañía,
me ayudas en los momentos que son difíciles me en mi vida,
me alientas para que siga con paso firme por el sendero,
me ayudas aquí en la tierra y después me llevas contigo al cielo.

Y a ti madre de Flores yo,
solo puedo ofrecerte,
el orgullo de un corazón
que se muere por verte.
Y a mi Virgen de Flores yo,
yo le doy cada día
el amor y el cariño del alma mía.

Tan solo con yo mirarte se alejan todos esos temores,
que siento cuando estoy solo y tú me quitas Virgen de Flores.
Tú eres misericordia y comprensión en todo momento,
eres el mejor regalo que Dios a un pueblo pudo haber hecho.

Y a ti madre de Flores yo,
solo puedo ofrecerte,
el orgullo de un corazón
que se muere por verte.
Y a mi Virgen de Flores yo,
yo le doy cada día
el amor y el cariño del alma mía.

Y a ti madre de Flores yo,
solo puedo ofrecerte,
el orgullo de un corazón
que se muere por verte.
Y a mi Virgen de Flores yo,
yo le doy cada día
el amor y el cariño del alma mía.

 
 

Si quieres conocerla

Si quieres conocerla vente conmigo,
vente conmigo si quieres conocerla vente conmigo
que su morada es jardín divino.
Jardín divino, porque se llama Flores
y bajo su manto engendra los colores que tiene el campo.
Cerca del cielo el campanario junto al convento
y sabes que la Virgen te espera dentro.

Si quieres conocerla vente conmigo,
vente conmigo si quieres conocerla vente conmigo
verás que es cierto lo que te digo.
Lo que te digo, que la virgen de Flores te escucha siempre
y guarda tu secreto eternamente.
Cerca del cielo el campanario junto al convento
y sabes que la Virgen te espera dentro.

Si quieres conocerla vente conmigo,
vente conmigo si quieres conocerla vente conmigo
iremos juntos por el camino.
Por el camino, la fuente La manía, el quebradero,
la casa de la curva y villa Romero
Cerca del cielo el campanario junto al convento
y sabes que la Virgen te espera dentro.

Si quieres conocerla vente conmigo,
vente conmigo si quieres conocerla vente conmigo
verás que pronto cambia tu sino.
Cambia tu sino y el 8 de septiembre y en romería
vendrás para cantarle a la vera mía.
Cerca del cielo el campanario junto al convento
y sabes que la Virgen te espera dentro.

 
 

Vamos, Hermano (Sevillanas)

El sol se va ocultando
la noche llega,
e sol se va ocultando
y van saliendo las estrellas;
Esas estrellas
que alumbran el camino
y que nos llevan ante Ella.

Vamos, hermano,
que la Virgen de Flores
quiere escuchar
a sus hijos cantando
cuando baje del altar.

El pueblo se despierta
suenan cohetes,
el pueblo se despierta
ya esta en la calle la gente;
Ya va la gente
andando hacia el Convento
y Ella esperando impaciente.

La voz enronquecía
en el camino,
la voz enronquecía
por la noche y por el vino;
Yo quiero vino
que quiero celebrarlo
(que quiero celebrar)
que un año mas estoy contigo.

Romeros esperando
la luz del alba,
romeros esperando
el albor para llevarla;
para llevarla
yo quiero estar con ellos
en el convento cuando salga.

 
 
La Promesa (Sevillanas)

Camina todos los días
llevando los pies descalzos,
no teme al frío ni al calor,
nadie sabe su promesa 
ni tampoco su dolor.

En Ti, Virgen de Flores,
ella encuentra su consuelo;
con tu cara tan bonita,
que es un trocito de cielo,
todas sus penas le quitas.

Cuando llega ante la Virgen
reza en silencio llorando,
diciendo ¡ cuanto te quiero!
y le pone ante sus plantas
ramilletes de romero.

Que firme es su caminar,
que dulzura en su mirada
por el camino de vuelta,
atrás dejó su oración,
la Virgen está contenta.

Que bonito nació el día
que la Virgen va hacia el pueblo,
con que alegría camina
llevando sobre sus hombros
la mejor de sus amigas.
 
 
Por las calles del pueblo (Sevillanas)

Saca la colcha al balcón
que la Virgen va a pasar,
que ya se escuchan las palmas
subiendo la calle Atrás.

Y llévala
por las calles del pueblo,
y llévala
porque Ella a ti hasta el cielo
te llevará.

Date prisa, ven corriendo
que viene la comitiva
y la Virgen con sus ojos
alumbra la Fuente Arriba.

Empieza, niña, a bailar
y a cantar la sevillana,
que el Niño se está durmiendo
por la calle de Santa Ana.

Grítale guapa y bonita
que está en la calle La Parra
que cántale con más fuerza
al entrar en la Plaza Baja.
 
 
Flores Bendita (Sevillanas)

Por la ladera de un monte,
entre olivos y pinares,
haciendo ramos de rosas,
de las que al paso le salen,
andando iba un romero,
lanzando coplas al aire.

Flores bendita, te juro,
que a esa mujer yo la quiero,
que de Tu boca de Virgen
ella escuche una palabra
y diga si a este romero.

La ermita se ve a lo lejos
y el pueblo ya va cantando,
y la novia engalanada,
luciendo un vestido blanco,
el romero va escondido
junto a los bueyes, andando.

Campana, canta y repica
al compás de los romeros,
haz llegar con tu canción
a la niña que yo quiero
el lamento de este beso,
que con pasión yo te entrego.

Madre mía yo te pido
que esa niña, mi lucero,
se de cuenta cuanto antes
de lo mucho que la quiero,
no merezco este castigo
que mi amor es verdadero.

 

 
Dos pueblos hermanos (Sevillanas)

De Encinasola trajeron lo mejor que ellos tenían,
a nuestra Virgen de Flores que dio al pueblo la alegría.
Desde entonces compartimos, dos pueblos de Andalucía,
la patrona, que es la dueña, de su tierra y de la mía.

Y aunque su cara es distinta,
sus ojos siempre los mismos,
los mismos que tos miramos
y tu nombre que nos une
a los dos pueblos hermanos.

No hay distancia ni frontera a tu llamada divina,
a orillas de la rivera Encinasola bonita,
con los almendros florece en Álora La Morenita,
y es tan grande nuestro amor siendo Tú tan chiquitita.

Al niñito de la Virgen Encinasola le ha dao
una blusita de encaje que to el pueblo le ha bordao;
y una corona de estrellas Álora le ha regalao,
cuando se la ha visto puesta a su madre le ha gustao.

En abril siento en mis venas a Encinasola cantando,
mientras lleva por el pueblo a esa flor que esta brotando,
y en septiembre, como siempre, después de un año esperando
hacia el convento de Flores, Álora va caminando.

 

 
Suenan campanas (Sevillanas)

Suenan campanas de gloria,
ya esta en la calle,
ya se aleja en su carreta,
la Flor del valle.

Va derramando 
viva y piropos 
por el camino,
Virgen de Flores,
vamos contigo.

Tras su paso va dejando
calles vacías,
nadie se queda en el pueblo
que llegó el día.

Pasito a paso con Ella
coplas y palmas,
cuando vengamos de vuelta
vendrá la calma.

El año entero soñamos 
este momento,
que el pueblo entero demuestra
sus sentimientos.

 

 
Ahora que estoy junto a ti (Sevillanas)

Ahora que estoy ante ti, Flores,
voy a cantarte una copla
que la he escrito para ti,
porque, aunque no soy poeta,
pensando en ti la escribí.

Dale fuerza a mi garganta
para que pueda cantarte (bis)
decirte que te quiero
siempre que pueda mirarte.

Ahora que estoy ante ti, Flores,
voy a darte lo que tengo
lo que de Dios recibí,
salud para acompañarte 
y a tu lado poder ir.

Ahora que estoy ante ti, Flores,
voy a hacerte una promesa
que la tengo que cumplir,
y es llevarte hasta la ermita
mientras que pueda vivir.

Ahora que estoy ante ti, Flores,
voy a rezarte en silencio
una oración que aprendí
viendo un pueblo que te canta
enamorao de ti.

 

 
Desde la iglesia al convento (Sevillanas)

Sueña la Virgen de Flores 
con ese día,
por verse con su gente 
de romería.

Que larga se hace la espera
y cuando llega el momento (bis)
que corto se hace el camino
desde la Iglesia al Convento.

Mira la Virgen de Flores
que bella estampa,
el Niño y la Paloma,
Paloma blanca.

Tiene la Virgen de Flores
la piel morena
porque siempre es la sombra
de toas mis penas.

Vive la Virgen de Flores
en una ermita
tan lejos de mi casa
como cerquita.

 

 
FERIA (Sevillanas)

Después de quinientos años
nos han quitao la feria,
pero la Virgen de Flores
nos quita las caras serias.

Feria,
para que queremos feria
si la tenemos a Ella,
y para alumbrar su paso
salen todas las estrellas.

Ya no ponen papelillos
ni bombillas de colores,
pero que mejor regalo
que un ramillete de flores.

Ya no canta el pregonero
la feria de la Patrona,
pero el pueblo se hace fiesta
y orgulloso la corona.

Ya no vuelan con el viento
farolillos de lunares,
pero salen las mocitas 
con sus trajes de faralaes.
 

Los temas excepto “Himno a la Virgen de Flores”
compuestos por Tomás Salas

 

LA LUZ (Fandangos)

La luz barre las sombras
de las esquinas
las paredes de cal
ya se iluminan
hay en el cielo una estela
de mil colores
para alumbrar tu carita
Virgen de Flores.

Lloraba,
lloraba una margarita
en el borde de un camino
tengo celos del clavel
que en el trono va contigo
¡ay! quién pudiera ir con él.

Temprano,
esta mañana temprano
el aire estaba cantando
y la Virgen lo ha “escuchao”
te cantaré por fandangos
ay! paseando a tu “lao”.

La Virgen,
en el trono de La Virgen
se ha posao una paloma
y El Niño le ha “dao” trigo
Mama dile Tú que coma
¡Ay! que se quede conmigo.

 
 

GLORIA (Colombianas)

Gloria a Dios en las alturas
y en la tierra paz a los hombres,
por tu inmensa, por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos y te glorificamos,
te damos gracias Dios, Rey Celestial,
Creador y Padre nuestro.

Y ten piedad de todos nosotros
Tú que estas en las alturas,
porque Tú, porque solo Tú eres Santo,
porque Tú eres el Señor,
porque Tú eres Jesucristo
por los siglos de los siglos.

Gloria a Dios en las Alturas
y en la tierra paz a los hombres,
por tu inmensa gloria te alabamos,
te glorificamos Dios Rey Celestial
por tu inmensa gloria te alabamos,
te glorificamos Dios Rey Celestial.

 
 

OFERTORIO (Sevillanas)

Porque eres cuna
de sentimientos.
Porque eres Madre que acuna
los sentimientos
de un pueblo entero,
porque eres Madre que acuna
mis sentimientos.
Porque eres Madre la fuente de la alegría,
donde bebemos,
porque eres Madre la fuente de mi alegría.

“Quiero ofrecerte, ¡Ay Madre de Flores yo!
con toda el alma, ¡Ay Virgen de Flores!
mi corazón, ¡Ay Madre de Dios!
pá que con tu mano lo eleves al cielo
pá que me lo llenes de amor”.

Porque eres guía
de los caminos.
Porque eres Madre la guía
de ese camino
que me he “marcao”,
porque eres Madre la guía
de mi camino.
Porque eres Madre la sombra que da cobijo
al caminante,
Porque eres Madre la sombra que da cobijo.

 
 

COMUNIÓN (Rumba)

De la espiga y de la viña
que de la tierra nació
y que el trabajo del hombre
en pan y vino convirtió.
Lo llevamos a la mesa
de la cena del Señor,
Recordando aquel momento,
así como él nos explicó.

“El vino y el pan que ahora compartimos
es la sangre y es el cuerpo de tu Hijo.”

Porque en ti Virgen de Flores
la promesa se cumplió,
y tu fuiste la elegida
para que fueras Madre de Dios.
Hoy por eso te pedimos
en la santa comunión,
nos acerques a tu hijo,
tenemos abierto el corazón.

Da cobijo al peregrino
y al sediento de beber,
pan a los que tienen hambre
y a los que padecen ayúdales.
Estas fueron sus palabras
esto fue lo que enseñó
Jesucristo entre los hombres
que con el ejemplo nos predicó.

 
 

SANTO (Malagueñas)

Santo eres, Santo Tú, Señor, mi Dios,
Santo es el Señor.
Dios del Universo, Padre y compañero,
desde el cielo y en la tierra de tu gloria,
guíanos con viva luz por el sendero
que conduce paso a paso a tus memorias
y dale tu bendición al viajero
¡Ay, que en tu nombre reposta!
Santo eres, Santo Tú, Señor, mi Dios,
Santo es el Señor.

 
 

PADRENUESTRO (Tangos)

Padrenuestro, Dios del amor,
Santificado sea tu nombre.
Danos la paz de tu hogar,
que en este mundo necesitamos.
Y hágase tu voluntad
en la tierra como en el mar,
que la gente que se matan
se tiendan la mano.
Danos el pan de cada día
y no nos dejes caer en la tentación
y líbranos del mal, Amen.

 
 

LA PAZ (Bulerías)

Cuando venzas con la fuerza del cariño
y dispares solo balas de ilusión,
cuando no haya vencedores ni vencidos
en batallas que carecen de razón.
Cuando dejes de vender odio y cinismo
y te sientas traficante del amor,
cuando dejes de pensar solo en ti mismo
habrá un hueco dentro de tu corazón
para engendrar la paz, para vivir en paz.
La paz entre los hombres,
la paz sobre la tierra,
Gozar de un mundo lleno de paz.

 
 

SUENAN CAMPANAS (Sevillanas)

Suenan campanas de gloria,
ya esta en la calle,
ya se aleja en su carreta,
la Flor del valle.

Va derramando
viva y piropos
por el camino,
Virgen de Flores,
vamos contigo.

Tras su paso va dejando
calles vacías,
nadie se queda en el pueblo
que llegó el día.

Pasito a paso con Ella
coplas y palmas,
cuando vengamos de vuelta
vendrá la calma.

El año entero soñamos
este momento,
que el pueblo entero demuestra
sus sentimientos.

 
 

DESDE LA IGLESIA AL CONVENTO (Sevillanas)

Sueña La Virgen de Flores
con este día,
por verse con su gente
de romería.

Que larga se hace la espera
y cuando llega el momento (bis)
que corto se hace el camino
desde la iglesia al convento.

Mira La Virgen de Flores
que bella estampa,
el Niño y la Paloma,
Paloma blanca.

Tiene La Virgen de Flores
la piel morena,
porque siempre es la sombra
de toas mis penas.

Vive La Virgen de Flores
en una ermita,
tan lejos de mi casa
como cerquita.

 
 

ME DAS (Rumba)

Me das lo que necesito
la comprensión y la compañía,
me ayudas en los momentos
que son difíciles en mi vía,
me alientas para que siga
con paso firme por el sendero,
me cuidas aquí en la tierra
y después me llevas contigo al cielo.

Y a Ti, Madre de Flores, yo
sólo puedo ofrecerte
el orgullo de un corazón
que se muere por verte.
Y a mi Virgen de Flores, yo
Yo le doy cada día
El amor y el cariño del alma mía

Tan solo con yo mirarte
se alejan todos esos temores
que siento cuando estoy solo
y Tú me quitas Virgen de Flores,
Tú eres misericordia
y comprensión en todo momento,
eres el mejor regalo
que Dios a un pueblo pudo haber hecho.

 
 

LEVÁNTATE (Sevillanas)

Levántate y vamos todos andando,
Levántate y vamos todos andando, levanta, levántate,
y vamos todos andando, levántate.
Levántate, que el tambor esta sonando, alegra, alégrate,
que el tambor esta sonando, alégrate.

Ven a cantar con nosotros, ven a cantar,
que el pueblo despierte,
porque hay que estar en Flores
antes de las siete.

Levántate que es día de algarabía,
Levántate que es día de algarabía, levanta, levántate,
que es día de algarabía, levántate.
Levántate, que no hay mayor alegría, alegra, alégrate,
que no hay mayor alegría, alégrate.

Levántate y que suenen muchas palmas,
Levántate y que suenen muchas palmas, levanta, levántate,
y que suenen muchas palmas, levántate.
Levántate, que también suene la caña, alegra, alégrate,
que también suene la caña, alégrate.

Levántate que La Virgen viene al pueblo,
Levántate que La Virgen viene al pueblo, levanta, levántate,
que La Virgen viene al pueblo, levántate.
Levántate, que ya llegó el día nuevo, alegra, alégrate,
que ya llegó el día nuevo, alégrate.

 
 

FLORES (Sevillanas)

Cuanto te quiero, Virgen de Flores
Rosa del Cielo, no me abandones.
No me vayas a dejar, no te vayas a marchar (sin mí)
que sin ti no se vivir
que yo se lo que se siente cuando estas lejos de aquí.

Es como si se pararan las manillas del reloj.
Son tantos los corazones en un solo corazón.
Y aunque se pasen los días sin que vaya a visitarte
Tú sabes bien que te hablo con el alma, Tú eres mi fe.

Cuando noto Tú mirada se terminan mis temores,
Tú eres parte de mi vía, ¡ay! Madre mía de Flores.
Solo te pido una cosa y es que no se marchite nunca esta flor
que tengo sembrada dentro, dentro de mi corazón.

Y no hay cosa mas bonita que una flor en primavera,
mi gente tiene la suerte de que siempre está a su vera.
Esa Rosa del Señor, ese regalo de Dios, el brote de la verdad,
se llama Virgen de Flores y es lo más bonito que se “puea” mirar.

Álora tiene la flor, flor de las flores, Rosa del cielo, flor de las flores,
Jardín Divino, Rosa del Cielo, que la riega con amor mi pueblo entero.
Porque Tú eres la dueña, Rosa del Cielo, Divino brote,
porque Tú eres la dueña de los perotes.

Cuando noto que estás tristes se me parte el corazón,
en tu cara tan bonita ese gesto de dolor.
Aunque hay algunos que dicen que son imaginaciones,
que no puede ser verdad, yo noto cuando Tú lloras, lloras de felicidad.

Hasta los olivos quieren hoy cantar, cantarle a Ella,
porque sale en su carreta la Flor más bella.
La Flor más bella, la Flor más bella, eres Tú Madre de Dios,
la Flor más bella, Tú eres la flor.

El pueblo vive esperando, siempre soñando con ese día
y hacer el camino lento hacia el Convento, de Romería.
Pero ese día llegó y no podemos evitar que al mirarte Madre mía
Asomen a nuestros ojos las lágrimas de alegría.

 
 

DOS PUEBLOS HERMANOS (Sevillanas)

De Encinasola trajeron lo mejor que ellos tenían,
a nuestra Virgen de Flores que dio al pueblo la alegría.
Desde entonces compartimos, dos pueblos de Andalucía,
la patrona, que es la dueña, de su tierra y de la mía.

Y aunque su cara es distinta,
sus ojos siempre los mismos,
los mismos qu tos miramos
y tu nombre que nos une
a los dos pueblos hermanos.

No hay distancia ni frontera a tu llamada divina,
a orillas de la rivera Encinasola bonita,
con los almendros florece en Álora La Morenita,
y es tan grande nuestro amor siendo Tú tan chiquitita.

Al niñito de la Virgen Encinasola le ha dao
una blusita de encaje que to el pueblo le ha bordao;
y una corona de estrellas Álora le ha regalao,
cuando se la ha visto puesta a su madre le ha gustao.

En abril siento en mis venas a Encinasola cantando,
mientras lleva por el pueblo a esa flor que esta britando,
y en septiembre, como siempre, después de un año esperando
hacia el convento de Flores, Álora va caminando.

 
 

FLORES BENDITA (Sevillanas)

Por la ladera de un monte,
entre olivos y pinares,
haciendo ramos de rosas,
de las que al paso le salen,
andando iba un romero,
lanzando coplas al aire.

Flores bendita, te juro,
que a esa mujer yo la quiero,
que de Tu boca de Virgen
ella escuche una palabra
y diga si a este romero.

La ermita se ve a lo lejos
y el pueblo ya va cantando,
y la novia engalanada,
luciendo un vestido blanco,
el romero va escondido
junto a los bueyes, andando.

Campana, canta y repica
al compás de los romeros,
haz llegar con tu canción
a la niña que yo quiero
el lamento de este beso,
que con pasión yo te entrego.

Madre mía yo te pido
que esa niña, mi lucero,
se de cuenta cuanto antes
de lo mucho que la quiero,
no merezco este castigo
que mi amor es verdadero.

 
 

Porque eres cuna (Sevillanas)

Porque eres cuna de sentimientos.
Porque eres Madre que acuna los sentimientos de un pueblo entero,
porque eres Madre que acuna mis sentimientos.
Porque eres Madre la fuente de la alegría, donde bebemos,
porque eres Madre la fuente de mi alegría.

“Quiero ofrecerte, ¡Ay Madre de Flores yo!
con toda el alma, ¡Ay Virgen de Flores!
mi corazón, ¡Ay Madre de Dios!
pá que con tu mano lo eleves al cielo
pá que me lo llenes de amor”.

Porque eres guía de los caminos.
Porque eres Madre la guía de ese camino que me he “marcao”,
porque eres Madre la guía de mi camino.
Porque eres Madre la sombra que da cobijo al caminante,
Porque eres Madre la sombra que da cobijo.

Porque eres fuego que alivia el frío.
Porque eres Madre ese fuego que alivia el frío dentro del alma,
porque eres Madre ese fuego que alivia el frío.
Porque eres Madre la lluvia que riega el fruto de la esperanza,
porque eres Madre la lluvia que riega el fruto.

Porque eres brisa que amansa el viento.
Porque eres Madre la brisa que amansa el viento de los pesares,
porque eres Madre la brisa que amansa el viento.
Porque eres Madre el destino que nos aguarda y en ti creemos,
porque eres Madre el destino que a mí me aguarda.

 
 

AHORA QUE ESTOY JUNTO A TI (Sevillanas)

Ahora que estoy ante ti, Flores,
voy a cantarte una copla
que la he escrito para ti,
porque, aunque no soy poeta,
pensando en ti la escribí.

Dale fuerza a mi garganta
para que pueda cantarte (bis)
decirte que te quiero
siempre que pueda mirarte.

Ahora que estoy ante ti, Flores,
voy a darte lo que tengo
lo que de Dios recibí,
salud para acompañarte
y a tu lado poder ir.

Ahora que estoy ante ti, Flores,
voy a hacerte una promesa
que la tengo que cumplir,
y es llevarte hasta la ermita
mientras que pueda vivir.

Ahora que estoy ante ti, Flores,
voy a rezarte en silencio
una oración que aprendí
viendo un pueblo que te canta
enamorao de ti.

 
 

Alrededor de la Plaza (Sevillanas)

Alrededor de la plaza
la gente ya están inquietas
cuando a la Virgen de Flores
la suben en su carreta.
La suben en su carreta
Grita un romero nervioso
¡Ay que Virgen tan bonita!
Cuando se mueven los Bueyes
Y suenan las campanitas.

Carretero de la Virgen
Tu que conduces los bueyes
Condúcelos con cuidao
Que lo importante es que llegue.
Que lo importante es que llegue
Que a nuestra Virgen de Flores
Llevamos de Romería
Patrona de los Perotes
Y Reina de Andalucía

Acompáñala al convento
Romero tú que la quieres
Y pídele que podamos
Hacerlo el año que viene.
Hacerlo el año que viene
Tu que le rezas a la Virgen
Pídele con devoción
Que ese niño tan chiquito
Nos eche su bendición.

No se sabe si el camino
Se hace despacio o ligero
Eso no tiene importancia
Para los buenos romeros.
Para los buenos romeros
Se oye decir a La Virgen
Y lo dice con salero
Que el que hace este camino
Está aprendiendo el del Cielo.

 
 

Sale de la Plaza Baja (Sevillanas)

Sale de la Plaza Baja
Sube por la calle atrás
Y al llegar a la Fuente Arriba
Ya no se puede aguantar
Porque dicen unos ¡vivas!
Que entran ganas de llorar.

¡Viva la Virgen de Flores!
¡Viva la Virgen de Flores!
¡Viva la Virgen de Flores!
Que es pa mi la mas bonita
La mejor de las mejores.

Pasa por el Callejón
Y al llegar a la Cancula
Más bonita que eres Tú
No existe Virgen ninguna.

En la Fuente la Manía
Sale el agua a borbotones
Tiene prisa por salir
Pa ver a su Virgen de Flores.

De la Fuente la Higuera
Hasta llegar al Convento
Te esperan to los Perotes
Todos cantando y contentos.

 
 

VAMOS, HERMANO (Sevillanas)

El sol se va ocultando
la noche llega,
e sol se va ocultando
y van saliendo las estrellas;
Esas estrellas
que alumbran el camino
y que nos llevan ante Ella.

Vamos, hermano,
que la Virgen de Flores
quiere escuchar
a sus hijos cantando
cuando baje del altar.

El pueblo se despierta
suenan cohetes,
el pueblo se despierta
ya esta en la calle la gente;
Ya va la gente
andando hacia el Convento
y Ella esperando impaciete.

La voz enronquecía
en el camino,
la voz enronquecía
por la noche y por el vino;
Yo quiero vino
que quiero celebrarlo
(que quiero celebrar)
que un año mas estoy contigo.

Romeros esperando
la luz del alba,
romeros esperando
el albor para llevarla;
para llevarla
yo quiero estar con ellos
en el convento cuando salga.

 
 

LA PROMESA (Sevillanas)

Camina todos los días
llevando los pies descalzos,
no teme al frío ni al calor,
nadie sabe su promesa
ni tampoco su dolor.

En Ti, Virgen de Flores,
ella encuentra su consuelo;
con tu cara tan bonita,
que es un trocito de cielo,
todas sus penas le quitas.

Cuando llega ante la Virgen
reza en silencio llorando,
diciendo ¡ cuanto te quiero!
y le pone ante sus plantas
ramilletes de romero.

Que firme es su caminar,
que dulzura en su mirada
por el camino de vuelta,
atrás dejó su oración,
la Virgen está contenta.

Que bonito nació el día
que la Virgen va hacia el pueblo,
con que alegría camina
llevando sobre sus hombros
la mejor de sus amigas.

 
 

A LA VIRGEN DE FLORES, PATRONA DE ALORA Y ENCINASOLA

Un abrazo fraterno se dan en este día
dos pueblos hermanados por los mismos amores.
El milagro lo ha hecho nuestra Virgen de Flores
acortando distancias a vuestra lejanía.


Patrona de dos pueblos que te aman a porfía,
porque remedio pones a sus mismos dolores.
Eres el gran refugio de aquellos pecadores,
que tu perdón imploran, ¡Señora y Madre mía!
 

Un día no lejano, los hijos de esta tierra,
con el amor más puro que el corazón encierra,
a tu Alora bella, llegarán peregrinos…
a postrarse a tus plantas, que el amor acrisola,
para que eternamente por los mismos caminos,
Alora te idolatre y te ame Encinasola.

Autor: Urbano García Álvarez.